TAMARA DI TELLA: “AHA! TENGO UNA IDEA!”

Tamara Di Tella tuvo una idea brillante que la llevó a convertirse en una celebridad en el mundo del fitness: Pilates. Una mujer que se atrevió a creer en su idea y en sí misma.

Nuestra mente es capaz de generar miles de ideas en pocos minutos. Muchas veces no contamos con esta capacidad innata y nos dejamos agobiar por los problemas y las trabas que trae aparejada la vida diaria. No somos capaces de comprender que no existe una sola respuesta a nuestros interrogantes y que, poniendo en marcha el ejercicio de pensar, podemos encontrar múltiples alternativas. Claro que la ansiedad, la inmediatez y la rapidez que caracterizan nuestra existencia nos limitan y no nos permiten, en muchas ocasiones, pensar creativamente ante un conflicto. Pero Tamara Di Tella no piensa así. Por el contrario, esta periodista y presentadora de Radio y Televisión en temas de Salud y Fitness se convirtió en una mujer empresaria de la noche a la mañana. Y todo gracias a una idea.

MF: ¿Cómo surgió la idea?
En el año 90 dije: “Tengo que trabajar”. Los chicos ya estaban grandes y yo me iba a aburrir. Iba a ser una señora rica y aburrida. Entonces empecé a buscar algo que no existiera todavía. Dije: “una peluquería o una boutique no voy a poner. Para hacer eso me quedo en mi casa” Entonces empecé a buscar, a buscar, a buscar… estuve como un año caminando. Caminaba desde mi casa hasta la General Paz, tocaba la pared del muro y volvía. Caminé, caminé y caminé pensando qué cosa no existía en la Argentina que pudiera comenzar a haber… ¡hasta que lo encontré! ¡Fue el spa!

El spa fue su gran éxito, su gran logro, confiesa Tamara. Ahora todos saben lo que es un spa, pero en 1990 el concepto no existía. La gente me decía “éspa”, los que querían ser más fi nos me decían “espác”. Otros ni siquiera sabían lo que quería decir. En la mayoría de las notas periodísticas del momento el encabezado decía: “¿qué es un spa?” Entonces con este famoso producto, Tamara comenzó su camino como empresaria. Pensé: “el spa va a llegar a la Argentina y voy a ser la primera en traerlo, porque el que pisa primero, pisa más fuerte”. Me acuerdo que mi cuñado, que era economista, me dijo: “Tamara vas a tener un terrible problema tratando de imponer en la sociedad un concepto que no existe”. Después me decía cosas tales como: “nadie se hace corriendo”, “te va a costar mucho trabajo”, “vas a perder mucho tiempo al principio”, “vas a tener que hacer una gran inversión…” Bueno, a los 13 días lo llamé a mi cuñado y le dije: “¿Sabés qué Guido? ¡El spa es autosufi ciente! Fue una explosión en los medios, venían de todas las revistas…

Un día una periodista más osada y más inteligente le dijo: “Pero… ¿un spa no es un lugar en medio de las montañas? Acá no hay montañas ni lago, estás a dos cuadras de Santa Fe y Pueyrredón” Entonces dije rapidísimo: lo mío es un spa urbano. ¡Así se hizo conocido el spa urbano! Sin duda el spa es el éxito más rotundo que Tamara ha tenido en su vida de empresaria. Le dio el gran empujón que necesitaba para salir de su rutina y fue el trampolín que la hizo salir a la sociedad de las empresas a la vetusta edad de 44 años sin ninguna experiencia en los negocios.

Como siempre cuando uno tiene mucho éxito lo copian, así que a los 4 años empezaron a poner spa por todos lados. Cuando vi qué ocurría eso con un producto que cuidaba como a la niña de mis ojos, que veía que se había desvirtuado porque ya empezaban a relacionarse con casas de masaje, de señoritas, saunas, etc. dije: “No. Tamara, te tenés que ir porque esto ya dejó de ser el producto fi no que vos querías”

Mi idea no era la vulgaridad en la que se había convertido. Así que comenzó a buscar otra cosa y desde el 97 al 99, buscó, buscó y pensó, pensó hasta que dijo: “¡Aha!” Y trajo el método Pilates de los Estados Unidos. Empecé timidamente Pilates en el spa en el año 99 y me fue muy bien. Otra vez, todas las revistas comenzaron a preguntarse: “¿Qué es pilates?” y sucedió lo mismo que con el spa.

En el año 2000 se dijo: “¿Y ahora qué?” Nuevamente, buscó, buscó, pensó y pensó hasta que creó Tangolates™… ¡y esta vez mi idea fue for export! así que fui a Estados Unidos y lo registré. Son los mejores ejercicios de Tamara Di Tella, en la coreografía del tango. Es excelente, incorpora el elemento aeróbico y además…es divertido!

Tangolates™ es un aparato multifunctional e integrado para ejercicios de fi tness y danza. Es una máquina que se adapta a la camilla de Pilates y se utiliza para realizar los mejores ejercicios de Tamara Di Tella inspirados en la coreografía del Tango, yendo un paso más allá en sus innovadores y creativos ejercicios. Tamara tomó un desafío y desde ese momento no paró. Su idea inicial la llevó a más ideas y su vida cambió por completo. Fue un gran trabajo porque estando casada con un monstruo como lo es Torcuato Di Tella (ex Secretario de Cultura, Profesor y fundador de la Universidad Torcuato Di Tella y de la Fundacion Torcuato Di Tella), poder tener un nombre propio es prácticamente un milagro. Pero lo logré, trabajando mucho y apareciendo con la mayor frecuencia posible en los medios.

Y su logro es tal que ahora mucha gente le pregunta a Torcuato Di Tella: “¿qué es UD. de Tamara Di Tella?”… y para mí es un gran honor así como lo es para él. Mi marido está muy contento con mi crecimiento. Tamara escribió ocho libros sobre salud, belleza y fi tness, y numerosos artículos en revistas y diarios. Es presidente de la cadena más grande del mundo con más de de 50 Estudios TAMARA DI TELLA Pilates & Tangolates en ocho países. Sus videos se emiten en canales abiertos de televisión en toda América Latina.