LOS TIPS DE TAMARA DI TELLA

Panza chata
Muchas me piden consejos para lograr una panza chata. De la gimnasia localizada la mejor es un tipo especial de abdominales que parecen una estupidez, pero no lo son: te recostás sobre una frazada para asegurarte de que la columna vertebral esté bien apoyada sobre el piso. Levantás las dos piernas hasta dejarlas en ángulo recto con respecto a tu cuerpo y cruzás los talones para que los pies queden trabados. Finalmente, con las dos manos tocás las puntas de los pies. No vas a llegar, no desesperés. No te preocupes. Podés empezar por la mano derecha tocando el pie izquierdo, y la mano izquierda tocando el pie derecho en forma cruzada alternadamente. Esto es fácil. Podés hacer tres series de diez, para empezar, y alternar con cinco intentos de tocar la punta de los pies con las dos manos.

Piel sana
Si ya pasaste la adolescencia y te siguen saliendo granitos, me parece que deberías consultar a un endocrinólogo. A veces un pequeño desbalance hormonal puede provocar un acné juvenil “fuera de tiempo”. Una receta casera que da excelentes resultados es pasarse un algodón embebido en agua de alibour dos o tres veces por día y después colocarse una rodaja de pepino para descongestionar la zona. Fundamental: ¡Nada de reventarlos!