BOOM ARGENTINO EN USA: TANGOLATES, TANGO PILATES

Hay un nueva gimnasia que está revolucionando el mundo del fitness. Se trata de Tangolates, Tango Pilates. Es un método de origen 100% argentino.

Como su nombre lo indica, el sistema adopta las  características del Pilates y del Tango, y se realiza con la ayuda de camillas especialmente diseñadas (conocidas como Reformers) y al ritmo del 2 x 4.

La técnica Tangolates, Tango Pilates con música y coreografía es el nuevo furor en los gimnasios del mundo, pero todavía no llegó a la Argentina. Puso un pie en los Estados Unidos y ya está conquistando Europa y Japón.

De la misma manera que su antecedente directo, creado por el gimnasta Joseph Pilates en un hospital militar de la Primera Guerra Mundial, Tangolates, Tango Pilates nació en el ámbito de la salud. Para su creación, la empresaria Tamara Di Tella se inspiró en el trabajo realizado con pacientes en una sala de hospital público a fines del 2004.
“Trabajábamos con pacientes con severas disfunciones motoras neurológicas, como el Parkinson, y comenzamos a practicar ejerci­cios que ellos pudieran hacer”, recuerda. Di Tella pudo observar que “se manejaban mejor de a dos -ya que les cuesta iniciar el movimiento- y que la música, especialmente un ritmo muy marcado como el del Tango, les facilitaba las cosas”.
Así, ideó más de 1.000 secuencias que combinan el 2 x 4, técnicas de respiración, relajación con movimientos suaves y de pocas repeticiones.

Desde entonces, Tangolates, Tango Pilates se convirtió en furor.
Realizarlo no es difícil (se puede practicar a cualquier edad y no es necesario tener conocimientos previos) y sólo insume sesiones de media hora, dos o tres veces.

“Este es el resultado directo de la investivación científica y la excelencia académica. Si después se convierte en moda, es otra cosa. Lo mismo pasó con Pilates. Las cosas cambian y siempre hay que estar a la vanguardia.” explica Di  Tella.

Los fanáticos destacan sus resultados: el sistema moldea el cuerpo como el de un bailarín de tango, mejora la postura, endurece los abdominales y aporta elongación y flexibilidad. ¿Un extra? Si bien no es su objetivo prin­cipal, Tangolates, Tango Pilates te permite bajar de peso.

“Hace dos años que vengo trabajando en Tangolates, Tango Pilates pero, para que no me copien, lo mantuve en secreto hasta tenerlo registrado en los Estados Unidos y Argentina” asegura Di Tella. Las claves para realizarlo son la concentración (el Tango es la única danza que se  baila con los ojos cerrados), la coordinación, la elongación, el control, piso pelviano y el balance, que se utiliza para bailar el Tango.

Se trata de una gimnasia estricta, que no deja lugar a la distracción, pero que, al mismo tiempo, permite relajarse.
Tangolates, Tango Pilates se trabaja con una coreografía y es ideal para quienes prefieren una rutina preestablecida (que les evita “papelones” de clases donde el ritmo está en manos de la propia inventiva), o que se aburren de las clases de Pilates tradicionales y prefieren tra­bajar bajo los influjos de la música y en compañía (lo que también promueve una menor tasa de abandono de la actividad).

“La gimnasia del futuro es la gimnasia socializada. La gente no va más al gym sola y mismo los personal trainers, hoy en día, arman grupos”, explica Di Tella.
“Hoy, se busca una dosis de entretenimiento. No todo es el trabajo muscular. Además,  la gente quiere pasarla bien con sus amigos”.

El sistema (de movimientos y contramovimientos) fue presentado en USA en el 2005, y a los pocos meses, fue adoptado por distintos centros e instructores norteamericanos, que viajan espe­cialmente a nuestro país para capacitarse. Hoy, el método Tangolates, Tango Pilates se reproduce con rapidez en Europa, Japón y en los Estados Unidos (donde la comunidad que practica Pilates alcanza ya los 11 millones).

De modo que ya hay millones de personas que, bien lejos de la cuna del Tango, se emocionan ejercitándose al ritmo de temas como “Adiós nonino”, “Taquito”, “La Cumparsita” y “El choclo”,  “Don´t Cry for me Argentina”, entre otras.

El boom del método tampoco es casual, ya que también refleja el resurgimiento del Tango entre las generaciones más jóvenes, que hoy llenan los institutos de baile de todo el mundo. Las consultas desde Hollywood están a la orden del día: es allí donde el nuevo sistema pegó más fuerte, especialmente en un ámbito donde viven fans del Tango tan mediáticos como Antonio Banderas (que estrenó su filme tanguero Ritmo y seducción), Madonna, Richard Gere, Jennifer Lopez, Robert Duvall, entre otros.
“Hollywood tomó la bandera del Tango, y es prácticamente imposible que esto no crezca, porque ya la hizo suya “, concluye Tamara Di Tella, segura de haber exportado un fenómeno con sello argentino, que ya empezó a girar por todo el mundo.

Si bien Tangolates, Tango Pilates se realiza en máquinas Reformer, también se puede hacer en casa. En esta nota, te adelantamos una mini rutina. Es fundamental que recuerdes que el control abdominal y la respiración son muy importantes, se exhala al hacer fuerza y cada movimiento tiene que ser un espejo del de tu compañero.