0812-chava1

TAMARA DI TELLA TANGO PILATES PARA EMBARAZADAS

CHAVA Magazine (Spanish) | December, 2008 Continue reading

Conocedora de temas de salud, Támara Di Tella lanza su novedoso método para embarazadas: Tamara Di Tella Tango Pilates; La clave es la coordinación entre ía respiración y la fuerza.

Ver

TAMARA DI TELLA TANGO PILATES PARA EMBARAZADAS

CHAVA Magazine (Spanish) | December, 2008 Continue reading

Conocedora de temas de salud, Támara Di Tella lanza su novedoso método para embarazadas: Tamara Di Tella Tango Pilates; La clave es la coordinación entre ía respiración y la fuerza.

Se realiza sobre un aparato multifuncionaí llamado DI TELLA. Aquí, Chava te enseña cómo hacerlos en casa.

Conocedora de temas de salud, Támara Di Tella lanza su novedoso método para embarazadas. La clave es la coordinación entre ía respiración y la fuerza. Se realiza sobre un aparato multifuncionaí llamado T-DITELLA® Aquí, Chava te enseña cómo hacerlos en casa.
En realidad, no fue diseñado para este propósito, pero trabajando con médicos nos dimos cuenta de que era muy útil” dice Támara, refiriéndose a su aparato T-DITELLA® con el que Gisella, su instructora embarazada de siete meses, se prepara para el parto. “Soy curiosa y me apasiona la investigación, así que recurrí a la comunidad médica para desarrollar mis nueva rutinas. Con el Dr. Ignacio Barraza y Gisella trabajamos para lograr algo muy importante: coordinar la respiración con la fuerza”.

“Típicamente, la mujer se pone nerviosa y se olvida de todo. El resultado es que puja después de exhalar, cuando le queda poca fuerza para hacerlo dice el Dr. Barraza. En la india cuelgan una sábana del techo. La mujer inhala profundo, agarra la sábana, y trata de bajarla del techo. ¡Eso es coordinar respiración y fuerza!. “Con mis ejercicios se logra coordinar la respiración con la fuerza como si estuviera esa sábana colgando del techo”, asegura Tamara. ¿El resultado? Más de quinientos movimientos -muchos de ellos verticales- para un parto mas fácil y placentero. “Si me hubieran dicho hace unos años que éste iba a ser el resultado, no lo hubiera creído, pero ía evidencia empírica es irrefutable y me da ánimos para seguir innovando”, dice Tamara, quien ya planea su próximo libro de ejercicios para embarazadas.

0811-grazia0

TI VA DI BALLARE UN TANGOLATES CON ME?

GRAZIA Magazine (Italy - Italian) | November, 2008 Continue reading

Sting non ne può più fare a meno. Ormai le tappe dei suoi tour sono intervallate da esercizi di "tangolates". Niente male per una disciplina che è nata in un ospedale, ha attra¬versato le stanze delle palestre...

Ver

TI VA DI BALLARE UN TANGOLATES CON ME?

GRAZIA Magazine (Italy - Italian) | November, 2008 Continue reading

Sting non ne può più fare a meno. Ormai le tappe dei suoi tour sono intervallate da esercizi di “tangolates”. Niente male per una disciplina che è nata in un ospedale, ha attra¬versato le stanze delle palestre…

…e delle accademie di danza e infine varcato la soglia del jet set, contagiando celeb del calibro di Bryan Adams, Valeria Mazza e il ballerino Julio Bocca. L’ultima frontiera del fitness, il tangolates appunto, è un’invenzione dell’eclettica Tamara Di Tella, pioniera del pilates in America Latina. Una disci¬plina che, come suggerisce il nome, coniuga l’eleganza del tango all’efficacia del pilates. Anni fa, Di Tella propose a un ospedale di Buenos Aires di utilizzare il pilates per la riabilitazione di pazienti con disfunzioni neuro-motorie. «I pazienti con problemi neurolo¬gici hanno difficoltà a recuperare il movimento», spiega Tamara.

Per facilitare le cose ho messo di fronte a ciascuno di loro un istruttore, in modo che potessero copiare gli esercizi. Quindi ho aggiunto la musica,il cui ruolo nella riattivazione dei movimenti è straordinario. I medicimi hanno suggerito un ritmo forte, marca¬to, così hoscelto il tango. Ed è nato iltangolates». n nome è diven¬tato un marchio registrato e lalicenza è stata venduta a una deci¬na PILATES TAMARA DI TELLA TANGOdi Paesi, tra cui l’Italia,dove si stanno organizzando centri dì tangolates. «I principi fondamentali delle due discipline sono gli stessi», sottolinea Di Tella. «Concentrazione, controllo, coordina¬zione e movimenti fluidi. Ma, ai benefici del pilates, il tangolates aggiunge la parte aerobica. Senza contare che il primo è composto da 500 movimenti, il secondo da oltre 1.000». Sbarre di legno, piattaforme tipo step, archi, piccole palle: nel tangolates la panca è scomparsa per lasciare il posto a strumenti più leggeri, ideali per esercitarsi con ganci, ochos e altri passi di tango.

Perché se è vero che il tangolates allunga i muscoli e migliora la postura, insegna anche a ballare. Certo, mancano la sensualità dell’abbraccio, la morbida penembra della milonga: in altre parole, la poesia dei tan¬go. Ma la danza è anche tecnica. E affinarla in palestra può aiutare a muoversi, poi, con scioltezza anche in pista.


0805-parati1

TAMARA DI TELLA: “EL CLIENTE NO TIENE PORQUE PENSAR”

PARA TI Magazine (Spanish) | May, 2008 Continue reading

Impuso el método Pilates en la Argentina y es una de las empresarias más prestigiosas de nuestro país. Ahora se animó a lanzar un libro sobre marketing, El cliente nunca tiene razón.

Ver

TAMARA DI TELLA: “EL CLIENTE NO TIENE PORQUE PENSAR”

PARA TI Magazine (Spanish) | May, 2008 Continue reading

Impuso el método Pilates en la Argentina y es una de las empresarias más prestigiosas de nuestro país. Ahora se animó a lanzar un libro sobre marketing, El cliente nunca tiene razón.

Un manual que da vueltas los conceptos básicos de servicio al consumidor.

De Marketing, Tamara?!” me dijeron cuando conté que pensaba escribir un libro. Es que todos me asocian con la belleza, piensan que soy una tarada que hace gimnasia”, protesta Tamara Di Tella.

En su libro El cliente nunca tiene razón, cómo triunfé en los negocios a pesar de mis clientes (Grijalbo), la empresaria –con un master en Ciencias Económicas de la London School of Ecomonics y un doctorado de Stanford en Ciencias Políticas- plasmó la experiencia que adquirió dirigiendo la compañía que lleva su nombre (famosa por imponer el spa y técnicas como Pilates y Tangolates) y las claves para ésta creciera hasta convertirse en un éxito con franquicias internacionales. “Se trata de un antimanual de autoayuda para aquel que ya leyó todo el marketing y quiere nuevos conceptos”, explica.

“Los que nosotros tenemos son viejos, se establecieron en los ’70, en mercados de países súper desarrollados y gigantescos. Y claro, con un mercado próspero y millones de clientes potenciales con dinero… ¡cualquiera tiene razón! El problema es cuando no hay dinero y sí mercados reducidos”.

- Afirmás que al cliente hay que conducirlo.

- Es que.. ¡es como un niño! Se maneja por impulsos y satisfacciones inmediatas, y así tiene que ser. El cliente no tiene por qué pensar. El no sabe del negocio, no sabe de proveedores, de precios, de costos. El sólo dice: “Me gusta, lo compro”.
Y si no sabe nada, ¿cómo le vas a dar la razón? No podés darle la razón como a los locos. Hay que mostrarle el camino.

- ¿De qué manera atenta él contra el éxito?

- Con la rutina. Si fuera por el cliente, todavía estaríamos haciendo fuego con dos palitos. No le gusta innovar.

- Alegas que hay que deshacerse de aquellos que no siguen las pautas, pero ¿cómo deshacerte de tu fuente de ingresos?

- Vos mostrás un camino y si él quiere, lo ve, y si no, se va a tener que ir. Soy una convencida de que si tenés un buen producto, los clientes vienen. Nunca tenés que quedarte con uno que molesta. Es preferible que se vaya: siempre va venir otro atrás. Si te desesperas, empezás a hacer concesiones. Un empresario tiene que dar el mejor producto que puede dar, y el cliente no sabe y no tiene por qué saber del negocio.

Yo viajo mucho, soy cliente de las aerolíneas… ¡pero yo no puedo entrar a la cabina del piloto y decirte cómo tiene que manejar! A mío me dicen “Usted se abrocha el cinturón de seguridad y se sienta”, y yo me lo abrocho y me quedo callada. Eso se aplica en todos los rubos que necesitan un know-how.

- Crees que al cliente le encanta que le mientan?

Hablo de “mentiritas” y no de mentiras que hacen mal. Al cliente no le gusta que le digan que está lindo, que está joven, que está bien.
En mis locales tengo gente que no hace bien sus ejercicios. Les digo “Qué bien que lo están haciendo”, y enseguida empiezan a hacerlo correctamente porque escucharon que están mejorando. Es muy fácil: el ser humano es miedoso, cobarde, se resiste al cambio y le gusta que le mientan, que lo alaben…
Cambiá “cliente” por “ser humano” en tus frase y te das cuenta de que lo yo digo sobre ellos es sólo sentido común.

La “mujer de”… tras de un apellido

Mi mujer nunca tuvo razón, ¡pero en este caso, sí!” La frase de Torcuato Di Tella –ex secretario de Cultura, fundador de la Universidad Torcuato Di Tella y marido de Tamara, por sobre otras cosas- resalta en la tapa del libro. “La verdad es que a él, al principio, lo que yo hacía no le parecía una tarea intelectual digna de importancia. Decía: “Mi mujer hace algo de mujeres…” – porque encima es medio machista-, pero con el tiempo es cambió”, confiesa Tamara.
Es un marido muy paciente, lee mis cosas y no se mete. Estoy muy orgullosa de haber hecho todo sola, sin dinero de otros. Todo lo que hace, lo hice yo solita”, asegura la empresaria.

- ¿Qué te diferencia de otras mujeres a las que se les da por abrir un local de ropa, ponerse un programa de cable o un centro de belleza?

Mis títulos. Y mi capacidad de trabajo, porque soy un poco rara en ese sentido, fanática. “Encontrá algo que realmente te guste hacer y nunca tendrás que trabajar” es mi frase de cabecera. Hay mucho esfuerzo detrás de lo que hago, no es soplar y hacer botellas.

- ¿Habría sido igual si no te llamara “Di Tella”?

- Habría sido más fácil, se me está permitido dar, pero no hacer valer mis derechos. Apenas reclamo algo, enseguida dicen: “Ah, porque se llama Di Tella…”. No sirve, pero estoy acostumbrada a remar en contra la corriente.

- Te lo podés quitar…

- Si, claro. ¡Chichilnisky! Ese es mi apellido de soltera. Tratá de pronunciarlo. No tiene buen marketing, no puedo. ¡A mi me llevó nueve años aprender a escribirlo! Yo, hasta que estuve en tercer grado, no pude escribir ni pronunciar mi nombre. Igualmente, a todo el mundo le digo y hablo mucho de mi familia y de mi apellido original.

- Decís que tenés un marido machista… ¿creés que en el mundo de los negocios, los hombres corren con ventajas?

- Creo que si este libro lo hubiera firmado Torcuato, tendría más credibilidad, por ser varón. ¡Y eso que Torcuato no sabe nada de marketing! Avanzamos, sí, pero nos queda mucho por recorrer. Nos dejan algunos rubros: se te permite belleza, la moda, pero no mucho más. Aunque admito que todo empieza por uno y que, si yo tuviera que subir a un avión y pudiera elegir entre un piloto hombre y una mujer… elegiría a un piloto hombre. Es terrible decirlo, pero aún es así y es algo que nos queda por cambiar.

0805-pagina123

EL CLIENTE NUNCA TIENE RAZON

PAGINA 12 Newspaper | May, 2008 Continue reading

El nombre de la señora Tamara Di Tella, más que un nombre, es una marca a esta altura de la vida sana. Se asocia a varios conceptos que van desde Tangolates o Tango Pilates, Pilates, pasando por el espíritu new age...

Ver

EL CLIENTE NUNCA TIENE RAZON

PAGINA 12 Newspaper | May, 2008 Continue reading

El nombre de la señora Tamara Di Tella, más que un nombre, es una marca a esta altura de la vida sana. Se asocia a varios conceptos que van desde Tangolates o Tango Pilates, Pilates, pasando por el espíritu new age…

…divulgado y consumido desde sus columnas periodísticas, siguiendo con “el éxito femenino” (enorme foto de empresaria cara lavada, ligeramente retocada, camisa blanca y sonrisa de oreja a oreja), hasta llegar al éxito multinacional (la misma empresaria que habla raro o, digamos, con una entonación sospechosamente neutra en sus avisos televisivos, ya que vende en Latinoamérica).

Ese nombre, o mejor dicho esa marca, acaba de escribir un libro que no versa sobre Pilates ni sobre vida sana ni sobre Tangolates. Se trata de un pequeño y divertido manual de marketing donde se dispone a transmitir a todo pequeño empresario los básicos secretos del éxito que ha vivido en carne propia. Uno de los primeros sería, a juzgar por el título y la cantidad de páginas que se le dedica, que el cliente nunca tiene razón. Hay material sobre la importancia y el correcto uso de Internet, sobre la propia visión que debe tener de su propio negocio, sobre la diferencia entre el cliente y el público, etc., etc.

El libro es para todas aquellas personas que deseen ser Tamara Di Tella, esas personas que ella llama su público. Y como tal, el libro es muy divertido y honesto. Tamara comienza trazando un perfil de sí misma donde aporta datos desconocidos y necesarios para la función de este nuevo emprendimiento: aportar un elemento más a su silueta. Si alguien hasta ahora pensó que era una chica con suerte, deberá saber de que estudió para esto, que su marido no la ayudó nunca, que sus hijos tampoco, que le toca lidiar con un montón de tarados, que viaja de aquí para allá dando consejos y conferencias a otros colegas y estudiantes que en general no entienden nada.

Un libro gracioso, de autoayuda y automarketing bastante útil y también para admitir que hoy en día vende muy pero muy bien la imagen de la mujer que usa el apellido de su esposo cuando le conviene, pone un chiste del mismo en la tapa cuando ídem; también puede pasarle la factura en las primeras páginas. Todo suma.



Página 1 de 31