9911-gente0

TORCUATO DI TELLA “LA HISTORIA NO TERMINO”

GENTE Magazine (Spanish) | November, 1999 Sigue leyendo

La pregunta inevitable es: ¿Por qué el comunismo concedió la libertad a los alemanes orientales sin disparar un solo tiro? Aquí, la respuesta.

Ver

TORCUATO DI TELLA “LA HISTORIA NO TERMINO”

GENTE Magazine (Spanish) | November, 1999 Sigue leyendo

La pregunta inevitable es: ¿Por qué el comunismo concedió la libertad a los alemanes orientales sin disparar un solo tiro? Aquí, la respuesta.

La caída del muro es una anécdota; lo raro, lo increíble, es que haya caído el comunismo, en toda Europa Oriental, y luego en la mismísima Unión Soviética, sin disparar un tiro. Y no es que los gobiernos de esos países fueran muy puntillosos en eso de no lastimar a la gente. Como dice un disidente húngaro, Elemer Han-kiss, en un importante artículo: “¿Por qué no tiraron?”. Creo que no tiraron porque tenían miedo de terminar como el dictador rumano Ceaucescu, que fue volteado por un golpe militar, e inmediatamente fusilado sin juicio, junto con su esposa. En tiempos anteriores habían disparado, y con ganas, en el mismo Berlín, en 1953; en Polonia varias veces; en Hungría en 1956, y en Checoslovaquia, en 1968. O llamaron a los tanques rusos, que ellos sí se encargaron de disparar.

La diferencia es que esta vez, en 1989, la Unión Soviética estaba muy debilitada por la ineficiencia de su sistema productivo, que había servido para salir del subdesarrollo extremo, pero que ya no andaba para una economía más compleja. Además, el gigante ruso
estaba exhausto por la competencia militar con los Estados Unidos. Y la disidencia interna era cada vez más corrosiva sobre los mismos grupos dirigentes y la élite técnica y profesional.

Fue así como, cuando estalló una nueva ola de protestas, empezando por el sindicato Solidaridad en Polonia, en 1981, la represión no fue muy efectiva. Se hacía cada vez más evidente que no se podía confiar en una intervención del hermano mayor soviético. Peor aún, ni siquiera las fuerzas armadas nacionales eran confiables. Sabiendo que la URSS no iba a intervenir, los opositores internos, unidos quizás a algunos militares, y con eventual apoyo externo de los Estados Unidos o de Europa Occidental, podrían intentar golpes de Estado. O sea, como en América latina, o en muchas partes de África y Asia. De hecho, es lo que ocurrió en Rumania.

Por otra parte, los dirigentes, y toda la más alta burocracia de Estado (la llamada nomenklatura), estaban en perfectas condiciones para dar el salto y transformarse en burgueses prósperos, por medios legales o no. Y eso es lo que ocurrió. Para los sectores más privilegiados todo cambió para que nada cambiara, o mejor dicho, para que mejorara (para ellos). Para el resto de la población fue un trauma, que todavía dura en algunos países, mientras que en otros se ha ido resolviendo, pero con muchos perdedores, aparte de los pocos ganadores.

En el aspecto político, claro está, todos son ganadores; pero la gente a la que le va mal en lo económico empieza a extrañar aspectos del viejo régimen, y les da sus votos a los partidos comunistas rebautizados como socialdemócratas, en general realmente convertidos a esa concepción política.

En cuanto a la Unión Soviética misma, era necesario modernizar el sistema productivo, y eso exigía algo más de libertades públicas. Pero cuando se empieza con eso no se sabe dónde se termina. Quizás hubiera sido mejor una apertura más gradual, como la que se está haciendo -gradualísimamente- en China. De todos modos, Gorbachov, autor de la liberación, que luego se transformó en democratización, no tuvo éxito en controlar la transición.

Por otra parte, la caída del Muro no implicó el fracaso del socialismo, cuya vigencia era tan real como la del cristianismo en tiempos de Torquemada. Más bien el socialismo se liberó de una pesada carga, pues su imagen estaba inevitablemente empañada por lo que pasaba en la Unión Soviética, por más que muchos, desde sus filas, lo condenaran. Qué futuro le espera a ese proyecto ideológico es algo imposible de pronosticar, pero la desaparición del stanilismo o la desnaturalización total del régimen chino le abren más puertas de las que se le cierran. O sea, que la Historia no se terminó, a pesar de lo que opinan teóricos apresurados como Francis Fukuyama.
* Sociólogo. Profesor de la Universidad de Buenos Aires. Autor de Los partidos políticos, entre otras obras.

9911-cosmo0

OJOS ENMARCADOS

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | November, 1999 Sigue leyendo

Tengo ojeras. Cada vez más. Son oscuras y están acompañadas de ojos rojos e hinchados. Me dijeron que la manzanilla es buena para descongestionar la zona...

Ver

OJOS ENMARCADOS

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | November, 1999 Sigue leyendo

Tengo ojeras. Cada vez más. Son oscuras y están acompañadas de ojos rojos e hinchados. Me dijeron que la manzanilla es buena para descongestionar la zona…

…Pero con las ojeras, ¿qué hago? Necesito que me ayudes, ¡Gracias!

— Mariana Savaragíto, Capital.

RESPUESTA: Las compresas de manzanilla son descongestivas y sirven para aliviar tus ojos cansados e hinchados. Simplemente hace un té de manzanilla y déjalo enfriar en la heladera. Después empapa unos pañitos y colócalos sobre los ojos por cinco minutos. Podes repetir la operación cuantas veces quieras. Con respecto a las ojeras, puede existir una predisposición genética. La verdad es que todavía no se ha descubierto nada que las haga desaparecer totalmente. Pero el corrector quirúrgico puede ser una buena ayuda. Esto es una especie de pomada que usan los cirujanos para disimular los hematomas que aparecen después de una intervención. Para conseguirlo es necesario ir a farmacias especializadas o pedírselo a tu dermatólogo.

CON LOS DEDITOS NO

PREGUNTA: Ya pasé la adolescencia, pero todavía tengo granitos. ¿Qué puedo hacer para eliminarlos y evitar que me sigan saliendo?
- Paz Aurieste, Tucumán.

RESPUESTA: Lo mejor que podes hacer es consultar a un endocrinólogo. A veces un desbalance hormonal puede ser el causante de un acné juvenil “fuera de tiempo”. Una receta casera que da excelentes resultados es pasarte un algodón embebido en agua de alibur dos o tres veces al día y después colocarte unas rodajas de pepino para descongestionar la zona. Eso sí: nada de apretar con los dedos.

SUPERFICIE LUNAR

PREGUNTA: No tengo una celulitis alarmante, pero en algunas partes de ¡a cola se me hacen pocitos. Soy muy vaga para la gimnasia, por eso quiero saber qué alimentos pueden ayudarme a recuperar un poco la suavidad de la piel.
- María Estefanía, San Nicolás.

RESPUESTA: Los pocitos que te ves en la cola no son pocitos sino todo lo contrario. Te explico: la grasa se hace como pelmazos, algo así como nodulos o amontonamientos. Esos nodulos sobresalen como si fueran pequeños montículos. La piel, por supuesto, acompaña a estos montículos y, cuando éstos terminan, la piel baja otra vez. Esa “bajada” es como una depresión de la piel. Pero, si no existieran esos montículos ( a veces imperceptibles) no habría esas caídas después y vos no te quejarías de tus pocitos. ¿Me seguís? Vos te preguntarás ahora, cuál es la solución. Me encantaría poder decirte que con sólo adelgazar van a desaparecer esos montículos de grasa de una vez y para siempre, pero no es así. El proceso que llevó a hacer esos montículos de grasa es demasiado complicado como para explicártelo aquí, pero te aseguro que no es cuestión de adelgazar solamente. Si no te gusta hacer gimnasia la cosa se complica. Pero todavía se pueden hacer algunas cosas para ayudarte a recuperar la suavidad de la piel que tenías antes y disimular mucho la piel de naranja que te disgusta tanto ahora. En primer lugar hay unas cremas muy buenas, que si se aplican diariamente dan buenos resultados. Yo estoy convencida de que la celulitis se cura por dentro. En este sentido te recomiendo que cambies tu hábitos alimentarios y que pienses en alguna medicación antice-lulítica a base de centella, por ejemplo, una planta natural que es buenísima para los síntomos visibles de la celulitis y no tiene ninguna contraindicación. Con respecto a la alimentación: decíle adiós para siempre a los fritos, los embutidos y las comidas elaboradas, que quizás comes en forma de sandwich sin darles demasiada importancia. Come más verduras y frutas, y mucha fibra, que “limpia” las toxinas del cuerpo. Las mejores fibras son el salvado de avena, la avena, los cereales en general y las verduras. Si te gusta el consomé de verduras, por ejemplo, agrégale una cucharada sopera de salvado de avena; es buenísimo para “barrer” con todas las toxinas que andan por tu cuerpo y que terminan agravando la celulitis. También podes probar algunas verduras diuréticas, como el alcaucil o el espárrago que ahora están de estación. Estas verduras te ayudarán a eliminar líquidos y con eso tendrás un buen porcentaje de la batalla contra la celulitis ganada. Entre una buena alimentación y un buen producto anticelulítico como el que te mencioné, vas a lograr un gran progreso.


9910-parati0

TAMARA DI TELLA CON PARA TI EN MENDOZA

PARA TI Magazine (Spanish) | October, 1999 Sigue leyendo

"Pensá qué te gustaría cambiar o hacer para sentirte la mejor de todas. Esta es la oportunidad para conocer lo que debemos hacer para sentirnos maravillosamente bien"...

Ver

TAMARA DI TELLA CON PARA TI EN MENDOZA

PARA TI Magazine (Spanish) | October, 1999 Sigue leyendo

“Pensá qué te gustaría cambiar o hacer para sentirte la mejor de todas. Esta es la oportunidad para conocer lo que debemos hacer para sentirnos maravillosamente bien”…

…disparó Tamara Di Tella. Y con estas palabras dio comienzo a un juego de preguntas y respuestas organizado por Para Ti y el Mendoza Plaza Shopping para festejar el mes de la mujer en esa provincia. La cita fue el 7 de octubre, en el Mendoza Plaza Shopping, y el evento duró más de una hora. Hubo música, sorteos de electrodomésticos y todas las mendocinas se llevaron de regalo Piel y Celulitis, los dos libros de Támara. Pero fundamentalmente, hubo mucho intercambio de información y consejos. Trucos y secretos para todas las edades y todos los presupuestos. ¿El único objetivo? Cambiar algunos hábitos de vida para vivir mejor y sentirse plena. Porque, tal como dice Támara, “no es difícil estar y sentirse una diosa como siempre lo soñaste. El tema pasa por proponértelo”.

9907-parati0

ESTAR BIEN NO ES EXCLUSIVO DE NINGUNA EDAD

PARA TI Magazine (Spanish) | July, 1999 Sigue leyendo

Tamara Di Tella, experta en belleza, dueña de un Spa y autora del libro que se entrega gratis con esta edicion de Para Ti. Llega quince minutos antes de la hora acordada. Acusa haberse levantado a las 6 de la mañana, dice haber hecho ejercicio de 9 a 10,30...

Ver

ESTAR BIEN NO ES EXCLUSIVO DE NINGUNA EDAD

PARA TI Magazine (Spanish) | July, 1999 Sigue leyendo

Tamara Di Tella, experta en belleza, dueña de un Spa y autora del libro que se entrega gratis con esta edicion de Para Ti. Llega quince minutos antes de la hora acordada. Acusa haberse levantado a las 6 de la mañana, dice haber hecho ejercicio de 9 a 10,30…

…y explica que después de la entrevista tiene un almuerzo de trabajo. Se confiesa “patológicamente diurna” y desde su celular reparte instrucciones para sus colaboradores en el spa que dirige.
Támara Di Telia dice que está a mil, pero resulta difícil creerle. ¿Por qué? Simplemente porque está espléndida. Porque tiene 50 años, pero parece de 35. Támara es la antítesis del estrés. Y lo mejor de todo es que está empeñada en lograr que todas las mujeres argentinas también lo sean.
En su libro Adelgazar. Los 305 tips de! spa de Támara Di Telia, que Para Ti regala en esta edición, se recopila una selección de sus consejos de manera amena y en un formato súper cómodo. “Lo van a leer las madres, las hijas y las abuelas. Estar bien no es exclusivo de ninguna edad. Mi libro se apoya en tres pautas básicas y sencillas: comer sano, hacer alguna actividad física y tomar suplementos alimenticios y nutricio-nales. Cualquier mujer que haga esas tres cosas va a estar bien, va a sentirse joven y va a estar linda”, explica la autora.
Estos tres conceptos se desarrollan a lo largo del libro en forma de tips, frases cortas, muchas veces con humor, que sintetizan una idea más extensa. “Es un libro para usar, que se puede leer desde cualquier página y que es fácil retomar en cualquier momento. Lo guardas en la mesa de luz, lo llevas al supermercado. Es un libro-objeto”, señala Támara, “este tipo de libros ya existen en el mundo, pero acá en Argentina son algo inédito. Sobre todo en el campo de la belleza, que está lleno de lugares comunes y solemnidades. ¡No puede ser que los libros digan rostro o cutis en vez de cara o piel!”.

Puede resultar extraño, pero esta mujer que habla de la transformación del mundo de la belleza como su cruzada personal, pasó muchos años sin imaginarse que su futuro le deparaba un universo de dietas, vitaminas y tratamientos anticelulíticos. Támara Di Telia vivió en el exterior desde muy joven y hasta los 30 años. Estudió Ciencias Políticas y Marketing en universidades tan prestigiosas como Harvard, Oxford y Stan-ford y cuando regresó descubrió que tenía algunas cosas para aportar a la mujer argentina. “Volvíen 1980 con la firme intención de emprender un negocio, pero no quería poner una boutique o una peluquería. Por aquel entonces las mujeres se juntaban a tomar un cafecito, casi todas fumaban y a ninguna se le ocurría salir a correr. Yo corría por Palermo y me miraban como a un, bicho raro. Lentamente fui observando un cambio y decidí poner un spa para esas mujeres que ahora inundan las plazas haciendo ejercicio”.

UNA NUEVA MUJER

“Por tradición, las argentinas somos muy fiacas, sedentarias. Esto hay que cambiarlo y muchas ya captaron esa tendencia. Mientras, las demás se están quedando atrás y se les nota. No hay que quedarse esperando el ascensor, hay que subir por las escaleras”, señala Támara, convencida de que hay una nueva mujer, comprometida con la vida sana. “Yo la llamo Mujer Tip, porque mis consejos van dirigidos a ella. Que no fuma, que toma menos café, que cuando va a un restaurante lo primero que hace es ir al salad bar, que se pone las zapatillas y no la para nadie. Mi libro es para ella y también para todas aquellas que quieren el cambio^pero no saben cómo ponerlo en marcha”, explica.

Los tips dan información concreta y fórmulas efectivas. A pesar del lenguaje sencillo, cada uno lleva mucha investigación en sus espaldas. “Detrás de cada frase hay mucho trabajo y creo que el resultado es bueno. Las mujeres no pueden poner excusas para no leerlo. Siempre hay tiempo para leer una frase como siempre hay tiempo para dedicar a nuestra salud. Cuando una mujer viene a mi spa y me dice que no tiene tiempo para hacer ejercicios todos los días yo le digo que mire 15 minutos menos de televisión y salga a dar vueltas a la plaza, seguramente se va a amargar menos y va a oxigenar el cuerpo”, señala Di Tella.

ESTAR BIEN ES BARATO

Para ella, el futuro de la mujer argentina presenta un horizonte saludable, para cualquier edad y nivel económico: “La mayoría de las mujeres que viajan, leen o tienen acceso a los tratamientos ya están inmersas en la cultura de la salud. Sin embargo, estoy convencida de que esta cultura no se va a quedar en la clase media alta, sino que se va a filtrar en todos los niveles sociales. ¡Sobre todo porque es muy barato ser una Mujer Tip! Estar del lado de la naturaleza siempre es económico. No es necesario ningún tratamiento costoso, salir a correr es gratis, te ahorras la cuota del gimnasio y además las verduras y los cereales no cuestan nada”, concluye.

La entrevista termina y Támara Di Telia se va, dejándonos sus tips. Una fórmula de belleza que, en gran medida, depende de la voluntad de cada lectora para ponerse en marcha. Porque, como dice el tip 302, “la juventud eterna comienza en el mismo instante en que nos atamos los cordones de las zapatillas”.



Página 1 de 31