9712-cosmo0

DURANTE EL INVIERNO ME SALIERON GRANITOS

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | December, 1997 Continue reading

Durante el invierno me salieron granitos y marcas en la espalda y la frente. Pensé que podía ser culpa de la crema de enjuague, ya que la uso lodos los días porque tengo el cabella graso y largo hasta la cintura.

Ver

DURANTE EL INVIERNO ME SALIERON GRANITOS

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | December, 1997 Continue reading

Durante el invierno me salieron granitos y marcas en la espalda y la frente. Pensé que podía ser culpa de la crema de enjuague, ya que la uso lodos los días porque tengo el cabella graso y largo hasta la cintura.

Después de cambiar de marca, todo siguió igual. ¿Qué puedo hacer?

En tu carta no me decís tu edad y éste es un dato fundamental para descubrir las causas de tu problema. Pero, por lo que me contás, no creo que los granitos tengan que ver con la crema de enjuague. Me parece que es culpa de un exceso de grasa de la piel. Por eso, te aconsejo que revises tu dieta. Algunos alimentos, como la manteca, el chocolate o el salvado, por ejemplo, suelen provocar acné. ¿Estás tomando vitamina B? Aunque te parezca raro, tus granitos pueden ser una reacción del organismo. Te aconsejo que consultes con un nutricionista o un dermatólogo.

Sueño con internarme en un spa para hacer algún tratamiento para combatir la celulitis y adiposidad localizada. El problema es que se necesitan muchas sesiones y. en general, son bastante caros y no puedo acceder a ellos. ¿Existe algún método casera?

Si no podes darte el lujo de .ir a un spa para realizar un tratamiento anticelulítico, no te preocupes. Hay muchas cosas que podes hacer en tu casa, sin perder tiempo ni gastar plata. Te paso algunas recelas caseras: con un esponja vegetal (esas que son ásperas) fricciona enérgicamente la zona afectada. Esto te reactiva la circulación sanguínea, la principal causa de esta afección. Otro truco es poner dos guías telefónicas debajo de las patas de la cama. Dormir con los pies levantados entre diez y veinte centímetros por encima del nivel del corazón, es bueno para el retorno sanguíneo y ayuda a deshinchar las piernas. Proba con estas ideas y después me contas.

Cuál es el mejor truco para evitar que se encarnen los pelos, después de la depilación con cera?

Tengo un método que es infalible. Lo aconsejé muchas veces y en todos los casos dio excelentes resultados. Primero te explico por qué se encarna el vello y después te cuento el secreto. El pelo siempre busca salir a la superficie. Si no sale es porque no puede. Puede ser porque la piel está seca, engrosada y con los poros tapados. Por eso se enrosca hacia adentro. Ayúdalo a salir “ablandando” la piel. Todas las noches, antes de acostarte, aplica parafina sobre el área encarnada. En menos de cinco días vas a notar los resultados. Ni se te ocurra usar pinzas ni apretarte. Te vas a lastimar la piel y no vas a conseguir desencarnar el vello.

Tengo la piel de la cara un poco grasa y la del resto del cuerpo es seca. ¿Qué clase de productos tengo que usar?

Lo que tenes se llama piel mixta y te aclaro que es la que tiene la gran mayoría de la gente. ¿Qué recomiendo en estos casos? Trata toda tu piel como si fuera normal y después concéntrate en las zonas grasas con algún producto específico. Entre los métodos caseros, la clara de huevo da muy buenos resultados. Te la aplicas sobre la cara limpia y la dejas secar durante quince minutos. Después la retirás con abundante agua fría. Entre los cosméticos, hay un gel que se aplica sobre el maquillaje y que logra opacar las zonas que brillan, sin que se note que te pusiste nada. Pregunta en los stands de cosméticos de marca.

Desde hace algunos años, las piernas se me ponen con piel de gallina. aunque no tenga frío. Además, me salieron unas manchas, que son dos o tres torios más oscuros que mi piel. Ya probé con todo tipo de cremas, pero no tuve resultados. ¿Hay alguna solución?

Eso que parece piel de gallina, pero que no lo es, puede ser una queratosis folicular. Pero no te asustes porque no es nada grave. Es algo parecido a una alergia. Con respecto a las manchas oscuras, seguro que se trata del efecto acumulativo de los rayos del sol. Tanto para la piel de gallina como para las marcas, lo mejor es pedir la opinión de un médico especialista, porque los dos proble­mas tienen solución.

9711-cosmo0

PING PONG DE BELLEZA

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | November, 1997 Continue reading

Tamara Di Tella responde todas tus consultas sobre salud y belleza.

Ver

PING PONG DE BELLEZA

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | November, 1997 Continue reading

Tamara Di Tella responde todas tus consultas sobre salud y belleza.

Tengo una beba de tres años y después de mi embarazo, me quedaron estrías en la panza. Por eso, no puedo usar tops ni bikinis, aunque soy flaca.¿Hay algún método efectivo para que desaparezcan? Ya probé varios productos y no me dieron resultado.

Qué difícil es el tema de las estrías! Estas marcas que tanto nos preocupan son desgarramientos de las capas intermedias de la dermis. Debajo hay una cicatriz, imposible de borrar. Pero se puede disimular con un método llamado dermopigmentación. Se trata de una especie de teñido o tatuado, muy delicado, del mismo color de la piel, que se hace arriba de cada estría. Esta técnica da excelentes resultados, pero tiene algunos inconvenientes. En primer lugar, es ideal para disimular poca cantidad. Si tenes muchas no sirve porque se van a notar igual y además el costo del tratamiento te va a resultar bastante elevado. Otro inconveniente es el sol. Si usas bikini en el verano, te vas a broncear más en la zona donde no tenes estrías.

Me preocupa la flaccidez que tengo en las lolas. ¿Qué tratamiento puedo hacer para revertiría? ¿Qué cremas me conviene usar? ¿Puedo mejorar sin hacerme cirugía?

La verdad es que las cremas no sirven mucho en estos casos. Te cuento por qué: las glándulas mamarias están rodeadas de tejido graso. Cuando estos tejidos se vencen, las lolas se “caen” y no se pueden levantar con ninguna clase de crema. Lo que se puede hacer es “rellenarlas” con prótesis para que vuelvan a estar pulposas como antes. Pero como los implantes de síliconas tienen sus riesgos y contraindicaciones, lo mejor es hacer ejercicios para trabajar los músculos pectorales. Para empezar, proba con uno fácil: levanta los brazos a la altura de los hombros, flexiona los antebrazos y empuja con fuerza hacia adelante hasta que se toquen los codos. Hace dos series de treinta todos los días.

En mi primer parto, que fue por cesárea, me dieron la peridural en la espalda. Todavía tengo el bulto que me dejó la anestesia. ¿Qué puedo hacer para que desaparezca o, al menos, para disimularlo?

La mejor manera de disimular cualquier marca del cuerpo es taparla con base. Tenes que elegir una del mismo color de la piel, como la que te pones en la cara, o un corrector de ojeras, que ayuda a esconder las imperfecciones. Eso sí: aplícate poca cantidad y desparrámala bien para que no se note la diferencia de color con el resto de la espalda. Si decidís sacarte este bultito, consulta con un médico clínico antes de ir a un cirujano plástico para que te explique los riesgos quirúrgicos de esta operación.

Soy muy cachetona y me siento mal porque siempre salgo horrible en las fotos. Ya consulté a varios cirujanos y todos me dicen que espere hasta cumplir 30 para hacerme un lifting. Pero tengo 20 años y necesito una solución ahora. ¿Hay algún método que no sea quirúrgico para adelgazar las facciones ?

El mejor método que conozco para solucionar este problema es el maquillaje. Es ideal para resaltar los rasgos de la cara que más nos favorecen y ocultar los que no nos gustan para nada. Si está bien aplicado, el rubor sirve para destacar los pómulos y afinar los cachetes. Por eso, te recomiendo que te asesores en un stand de belleza de una marca reconocida. Lo podes encontrar en la mayoría de los shoppings importantes de Capital y el interior del país. En general, este servicio es gratuito.

Cada vez que me hago una limpieza de cutis con mi cosmetóbga me quedan marcas porque me afnieta la cara para eliminar los puntos negros. ¿ Cómo puedo hacer para que no se me irrite la piel después de una limpieza profunda ?

Si tu cosmetóloga te deja marcas en la cara, te aconsejo que la cambies urgente. ¿Por qué? Muy simple: la limpieza de cutis no tiene que provocar irritaciones ni dejarte manchas. Además, los puntos negros y los granitos no se eliminan apretando. Te aconsejo que consultes a un dermatólogo y le preguntes si para tu tipo de piel es conveniente que te apliques una solución de ácido glicólico al 50 %.


9710-cosmo0

TAMARA DI TELLA CONTESTA TODAS SUS DUDAS

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | October, 1997 Continue reading

A partir de este número, Tamara Di Tella contesta todas tus dudas sobre los cuidados de la piel y el cuerpo. Podes preparar tus preguntas y maridarlas por fax o por correo.

Ver

TAMARA DI TELLA CONTESTA TODAS SUS DUDAS

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | October, 1997 Continue reading

A partir de este número, Tamara Di Tella contesta todas tus dudas sobre los cuidados de la piel y el cuerpo. Podes preparar tus preguntas y maridarlas por fax o por correo.

Desde hace algunos años, me salen manchas en la cara cuando tomo sol. Aunque siempre uso filtro solar para ir a la playa y a la pileta, las marcas no desaparecen. ¿Existe alguna manera de borrarlas’?

La mejor solución para los casos de manchas en la piel es recu­rrir a la hidroquinona: una es­pecie de blanqueador, que se aplica sobre la cara para aclarar las marcas que provoca el sol. Las cremas o pre­parados con hidroquinona se consiguen en las farmacias, pero no tenes que usarla por tu cuenta porque puede causarte irritación o una reacción alérgica. Antes que nada consulta al dermatólogo para que te indique cuál es el tratamiento más adecuado, según tu tipo de piel. Un consejo: aunque haces muy bien en usar siempre protector solar para ir a la playa o a la pileta, no te olvides de apli­carlo también antes de salir a la calle (especialmente en pleno verano) porque los rayos UV ac­túan sin que nos demos cuenta. Si tenes una piel muy blanca o sensible ne­cesitas, como míni­mo, un filtro número 15. Hay algunos que son tan livianos que sirven como base de maquillaje.

Tengo problemas con mi pelo: es enrulado, seco y tiene mucho volumen. ¿Qué puedo hacer para que tenga más brillo’? ¿Hay algún producto o alguna solución natural para alisarlo, sin hacerme la planchita?

n truco para controlar tu pelo seco y enrulado es humectarlo con aloe vera. Corta una hoja directamente de la planta y quítale los pinches de los bordes con un cuchillo. Después peínala por completo hasta que se vea la parte carnosa de la hoja. Con el pelo húmedo y limpio, pasa el aloe desde la raíz hasta las puntas. ¿El resultado? Los rulos desaparecerán como por arte de magia y el pelo va a brillar como nunca. ¿Dónde podes conseguir una planta de aloe vera? Muy fácil: hay en la mayoría de las plazas o, de última, en el jardín de tu vecina.

Hace un tiempo me salieron arañitas en las piernas. El flebólogo me dijo que es un problema hereditario y me dio unas pastillas para mejorar la circulación. Quiero saber qué tipo de gimnasia me conviene hacer y si existe algún secreto (como cremas o tratamientos) para que no se noten tanto.

Lamentablemente tengo que decirte que las arañitas no se mejoran con la gimnasia. Al contrario, los saltos de aerobics y algunos movimientos pueden empeorarlas. Pero no te desesperes. Existen muchos tratamientos efectivos que logran eliminarlas para siempre. Uno de los mejores es el que actúa a base de inyecciones esclerosantes. Tiene que aplicarlas un flebólogo, no duelen y no tienen contraindicaciones. Dos secretos: evita el calor en las zonas afectadas y dormí con dos almohadas debajo de los pies para mantenerlos elevados y mejorar la circulación de las piernas.

Ya pasé la adolescencia, pero todavía me salen granitos y puntos negros en la cara, especialmente en la barbilla, el frente y la zona que rodea los labios. ¿Qué puedo hacer para eliminarlos y evitar que sigan saliendo?

Si ya pasaste la adolescencia y todavía te salen granitos, me parece que deberías consultar a un endocrinólogo. A veces, un pequeño desbalance hormonal puede provocar un acné juvenil “fuera de tiempo”. Una receta casera que da excelentes resultados es pasarte un algodón embebido en agua de alibur dos o tres veces por día y después colocarte unas rodajas de pepino para descongestionar la zona. Fundamental: nada de apretar con los dedos.

Tengo una piel muy blanca y siempre me salen ojeras, aunque duerma bien, y descanse. Además de usar corrector, base y polvo ¿cómo puedo hacerlas desaparecer de mi cara?

Es muy posible que tus ojeras sean genéticas. No hay nada que las pueda hacer desaparecer totalmente. Pero el corrector quirúrgico puede ser una buena ayuda. ¿De qué se trata? Es una especie de pomada que usan los cirujanos para disimular los hematomas que aparecen después de una intervención. Es un producto nuevo y se consigue en algunas farmacias especializadas.

9709-cosmo0

TAMARA DI TELLA; EMPEZAR DE NUEVO

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | September, 1997 Continue reading

Estudió sociología y se doctoró en Ciencias Políticas. Pero un día, abandonó los libros para armar su propia empresa y le fue bien.

Ver

TAMARA DI TELLA; EMPEZAR DE NUEVO

COSMOPOLITAN Magazine (Spanish) | September, 1997 Continue reading

Estudió sociología y se doctoró en Ciencias Políticas. Pero un día, abandonó los libros para armar su propia empresa y le fue bien.

Juro que si hubiese tenido que encontrarla por mi cuenta, ése era el último lugar en donde se me hubiese ocurrido mirar. Sin embargo, ahí estaba: cómodamente instalada en una mesa del boliche ubicado justo en la esquina de su spa. La imagen no podría haber sido más surrealista: parecía una actriz francesa extraviada en Buenos Aires. Sin embargo, era ella. Pero no hay de qué asombrarse. Después de todo, verla en ese escenario no resulta más extraño que ella misma, una doctora en Ciencias Políticas, ahora al frente de uno de los spas más conocidos del país.

La niña de LA BURBUJA

cá vamos a estar más tranquilas que en el spa”, explica. “Y además esto me encanta, porque a mí me falta calle, ¿sabés? Me falta ‘Pompesha’”, dice, imitando una pronunciación barrial que le da risa. Nacida en una familia que define como muy intelectual, con padres universitarios y una educación rígida del deber, el m familiar era muy claro: habia que “estudiar estudiar y estudiar” Imagináte: judíos, profesionales universitarios, de centro izquierda. ¿ Te da ta? Yo les salí así. .. “. Vuelve a reirse como si, en el fondo, ser una especie de oveja descarriada en una familia como la suya la divirtiera a horrores. Y algo de eso hay: es descubrir que le gusta el saberse distinta. Aunque eso haya significado alguna vez, ser presentada como “la cosmetóloga de la familia”.

Pero Tamara se lo toma con humor, quizá porque está claro que durante bastante tiempo ella acató el orden familiar al pie de la letra. Tan al pie, que en eso se gastó más de la mitad de su vida: con apenas diecisiete años, ganó una beca para estudiar en el exterior y allá fue. Primero a Estados Unidos, donde completó una licenciatura en Sociología y más adelante una maestría. Después, volvió hacer las valijas y se fue a Inglaterra, esta vez a completar el doctorado en Ciencias Políticas. Así que tampoco hay por qué asombrarse si también su historia de amor huele a biblioteca y se casa, a los treinta años, con quien fuera su director de tesis, Torcuato Di Tella, sociólogo como ella y dueño de una fortuna más que respetable.

Su biografía, hasta aquí, parece la clásica fábula de la chica bien, talentosa y con dinero. La versión de la protagonista, sin embargo, es bastante distinta. “Todo lo que hice fue a fuerza de sacrificios, porque mi familia no tenía dinero. Yo vivía de las becas, así que si no estudiaba dieciocho horas por día, perdia la beca y tenía que volverme. A veces me pregunto para que estudié tanto”, dice agarrándose la cabeza. como si le pesara. Sus recuerdos de esa época, sin embargo, son buenos, porque esa atmósfera de claustro universitario la hacía sentir protegida. “Yo vivía en la torre de marfil, rodeada de profesores y colegas, en un ambiente altamente competitivo, pero también muy seguro. ¿Qué te puede pasar en Harvard? Además, a mí siempre me gustó mucho estudiar e investigar. Y hoy sigo haciéndolo, sólo que ahora, en lugar de escribir sobre sistemas políticos comparados, me dedico a la celulitis, por ejemplo”.

Volver a EMPEZAR

Ya casada y de regreso en el país, decidió comenzar de nuevo. Quería tener su propia empresa, pero en un ámbito completamente diferente a ése en el que se había manejado antes. Nada de universidades, ni claustros, ni publicaciones especializadas. Otra cosa. Claro que liberarse de todos los prejuicios de su entorno le tomó bastante tiempo. Cuarenta y cuatro años, para ser más exactos. “Se ve que era algo latente, y cuando salió a la luz … “. Se ríe como si estuviera reconociendo una travesura. Y a Tamara, evidentemente, las travesuras le encantan: hace morisquetas, pone voces, se divierte pronunciando mal a propósito … Y la picardía, en su momento, fue cambiar de profesión cuando nadie lo esperaba. Claro que, en este caso, se trató de una picardía con excelentes resultados. Y así cualquiera festeja …

Tardó bastante en saber exactamente a qué se dedicaría. Había, sí, tres alternativas descartadas desde el vamos: no iba a poner ni una casa de carteras, ni una boutique, ni una peluquería. “Eso lo hace cualquiera y así, ¿qué gracia tiene? Yo quería inventarme algo mío, exclusivo. Así fue como nació la idea de poner un spa urbano”. Sin embargo, detrás de su idea de montar un centro de estas características no hubo ningún estudio previo de mercado. ”Fue inconsciencia, inconsciencia pura. Como dicen los chicos ahora, me ‘mandé’ y con una inocencia. .. Pensá que era la primera vez en mi vida que trabajaba… Quiero decir, trabajar en serio. Porque yo pensaba que trabajar era como lo que había hecho antes, en las universidades en Estados Unidos e Inglaterra. Y no. Me desayuné con que trabajar en la vida real, y sobre todo en la Argentina, era muy diferente. Tanto, que cuando comencé con esto adelgacé como quince kilos. Pero el spa salió adelante, enseguida”.

Consciente de sus limitaciones, para poner en marcha su proyecto se ocupó personalmente de contratar a los mejores profesionales en el tema, como así también de informarse sobre todo lo que implicaba este nuevo servicio. Su orgullo más grande es haber logrado instalar en poco tiempo un nuevo concepto en materia de salud y belleza; el mismo nombre de spa, recuerda, era prácticamente desconocido por esa época. “Le decían ‘spack’ o cosas así. Pero al poco tiempo de comenzar fue un aluvión, porque era el primer lugar de este tipo y porque además tuve muchísima prensa. El primer año, entonces, empezó bien arriba; después hubo una meseta y al final me agarró el tequilazo. Pero me lo tomo con esta filosofia porque nunca pasé la línea del rojo “, reconoce.

Raro -o no-, ella no encuentra el más mínimo rastro de frivolidad en lo que hace. En primer lugar, porque define al spa como la quinta escencia del servicio, algo por lo que siempre sintió una inclinación muy especial. Y también porque su tarea al frente de este centro implica una dedicación y un ritmo de trabajo aún más exigentes que los de su etapa como catedrática. Busca, investiga y lee cuanto puede sobre belleza y salud. Viaja buscando novedades y, cuando no, se dedica a crearlas ella misma. Por eso, a veces, la hora de cenar la sorprende metida adentro del precioso petit-hotel en donde funciona su empresa. Lo cual, entre otras cosas, le trae como consecuencia la queja constante de sus dos hijos: Sebastián, de catorce, y Carolina, “Titina”, de trece. Según Tamara, la acusan de “no estar nunca”y de “no dar bola”. Y ella admite que tienen razón. “Pero, ¿sabés qué? Los dos son re-estudiosos, les va bárbaro. .. Quizás, si nos les fuera tan bien … “.

La importancia DE LLAMARSE

dische mame al fin, Tamara ahora revuelve su cartera y muestra las fotos de sus polluelos. “Este es Sebastián, estudiando. Bah, siempre está estudiando, él … Esta es Titina. Mirá qué nariz. Ni Leonardo da Vinci la hubiera podido esculpir mejor”. Prende otro cigarrillo y -ya con la confianza supuestamente derivada de haber compartido un segundo té comento que, en realidad esperaba encontrarme con otro tipo de persona. “No sé, quiza alguien más ‘aseñorada’ … “, trato de explicarle. La reacción, una vez última que hubiera e pe- que primero finge un puchero después se toca el pelo “y eso que había ido a la peluquería” Hasta que, finalmente capta la idea. “Ah, ya veo. Lo que queres decir es que no soy ‘solecne’ ¿no?”.Eso mismo. “Es que, ¿sabés lo que pasa? No encaja con el apellido Di tella ¿que son?: ¿ heladeras? ¿Es una Universidad? ¿Es gente que hace hapennings los sábados a la noche, con Marta Minujín?”. Ni siquiera ella lo sabe. Lo que sabe es que muchas veces, ese apellido fue traba. “Hay muchas cosas que no puedo hacer justamente por ser quien soy. Pedir, por ejemplo. Yo pun! pero pedir no. Porque, si te llamas Di Tella, olvidáte de pedir”.

Pero lo que quizá más le moleste sea la eterna sospecha de “contactos” o “influencias” que o vuela cada uno de sus logros personales. “¡Bullshit!”, grita indignada. ”Estoy trabajando todo el tiempo. Aquí hay que inventar cosas nuevas y constantemente, así que si no estoy haciendo notas, estoy escribiendo un l¡bro o haciendo asociaciones de marc o … “. La lista sigue.

Por lo pronto, acaba de publicar un libro sobre celulitis y tiene en carpeta un par de proyectos más sobre los que -quizá por cábala- no quiere dar mayores datos. Asi que vuelve sobre las fotos de sus hijos, esta vez para decir que le encantaría que también ellos se fueran lejos. “Se van a ir, como que hay Dios. Los chicos tienen que volar, tienen que irse. Mi papá tenía un dicho. un buen padre es como un arco: mejor padre es cuanto más lejos tira la flecha”. Y mirando a Tamara, una no puede menos que darle la razón.



Página 1 de 21